Páginas vistas en total

lunes, 8 de agosto de 2011

Solo de lluvia

No importó nada
que corriéramos desnudos
libres y desinhibidos
bajo la lluvia
aunque al unísono notásemos
estremecerse los muros
de los prejuicios,
anclados en el pasado
en turbios túneles oscuros
sin lugar a dudas.

Nos empapaba la mañana
nuestros cuerpos
los primeros acordes del agua
el silencio, la vida al borde del éxito...
 y la música.

Siempre la música.




Lluvia para dos