Páginas vistas en total

domingo, 29 de mayo de 2011

Bienvenida

  Como se os quedaría el cuerpo si un día al despertar y mirar por la ventana os dáis cuenta que la calle ha sido invadida por unos seres diminutos algo regordetes, simpáticos y muy parlanchines.

   Si , no podéis dar crédito de lo que estás viendo, la calle ha sido tomada por los pimientos, los hay por todas partes, de todos los colores, pero por encima de todos los que mas predominan son los verdes, los pimientos verdes.

 De repente te das cuenta que son capaces de escalar por las fachadas de los edificios y se introducen en las viviendas y la gente se escandaliza al principio hasta que acaban cogiéndoles cariño.

 Y entonces llega un momento que tu sin quererlo te dejas llevar y te conviertes en uno de ellos.

 Si, soy un pimiento verde.

¿Y tú quién eres?

¿Eres lo que siempre has querido ser?

¿Eres lo que piensan los demás que realmente eres?

¿O eres un mero escaparate de lo que los demás esperan ver de ti?

¿Cuantas veces lo lanzarías todo por la borda y lo darías todo también por ser un pimiento verde?

Y no te sientas incómodo
 si un día ves que de repente te sigue un pequeño y simpático pimiento verde.

Continuará...

2 comentarios:

  1. Pues me encanta que hagas esas preguntas porque muchas de ellas yo misma me las hago y no siempre obtengo respuesta. Pero, como entenderás, no puedo responderte a ellas en un medio tan público. Sólo diré que me gusta pensar que estoy en camino de ser o dejar de ser. No creo, que tú, haciéndote esas preguntas,seas un pimiento más.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias por tu comentario Aina. Me gusta mucho tu blog y como piensas en voz alta, cuando entré la primera vez y te leí escuchando la canción Yolanda me puso la carne de gallina, bueno la piel mejor dicho. Todos alguna vez usamos un alter ego para intentar evadirnos de algo que es inevitable pero en ese trayecto nos crecemos, y aunque tu no lo creas yo solo soy un pimiento verde.
    Salu2

    ResponderEliminar