Páginas vistas en total

lunes, 30 de mayo de 2011

Volviendo al camino

  Hoy me levanté temprano como siempre suelo hacer y antes de almorzar como siempre solía decir mi padre.

  La verdad es que a los pimientos verdes nos gusta madrugar, y sentir la brisa en nuestra piel y las primeras
 gotas de rocío resbalando por ella.

  La ciudad empieza a despertarse, hay cientos de sensaciones en estado de ebullición aguardando el frenético cierre de mes.

 Hoy como decía la canción va a ser  un gran día.

 Y hoy precisamente he aprendido una lección. Uno tiene que ser lo que es y no alejarse nunca de sus principios. Y si lo hace que sea por razones de causa mayor y fines nobles. Bueno no me enrollo que me pongo sentimental y a nadie le gusta ver a un pimiento soltar el moco.

  Pero hoy me han hecho ver que me estaba apartando de mi camino, a veces es necesario que alguien nos diga una palabra para darnos cuenta de la realidad, a veces desde fuera desde otra óptica se ven las cosas mas claras.

 Uno se cierra en su mundo se atrinchera en su fortín y no es capaz de ver mas allá de sus narices.

Que gran invento ese que tienen los humanos y al que llaman  comunicación, amistad, sinceridad, etc

Y aunque a veces no nos guste escuchar la verdad que bien nos hace sentir después.

Bueno se puede decir que al menos soy un pimiento afortunado y he podido reconducir mi destino y volver al camino del que nunca debí alejarme.

Wow que bien me siento!

Ahora puedo bailar como decía Leonard al final del amor, es esa misma sensación.

Me voy a sacar al perro.



Green Pepper

2 comentarios:

  1. Sí, es una gran verdad: todo es comunicación, ya por sí misma, terapéutica. Me alegro que te ayudaran a soltar rastre.

    ResponderEliminar
  2. Gracias de nuevo Aina, dicen que rectificar es de sabios, pues también de los pimientos.

    ResponderEliminar